jueves, 3 de febrero de 2011

Acuerdos y condenas

(EN)

El lenguaje político es rico en matices, más aún cuando se trata de relaciones internacionales.


Me pregunto cuál es la relación que mantienen actualmente la UE y la R.D. del Congo, y para describirla nada mejor que utilizar los mismos términos que aparecen en sendas resoluciones del Parlamento Europeo implicando a la R.D. del Congo en un plazo no superior a seis meses.

  • Concede su aprobación
  • Condena enérgicamente
  • Pide el fin inmediato
  • Condena firmemente
  • Expresa su gran preocupación
  • Expresa su convicción
  • Expresa su inquietud
  • Insta a
  • Pide que se ponga fin
  • Pide a todas las partes
  • Exige tolerancia cero
  • Reclama
  • Alienta
  • Subraya
  • Expresa su particular preocupación
Y ambas resoluciones terminan con:
  • Encarga a su presidente que transmita

Obviamente el primer punto se refiere a un Acuerdo de Asociación Voluntaria entre la Unión Europea y la República del Congo relativo a la aplicación de las leyes forestales, la gobernanza y el comercio de la madera y los productos derivados importados en la Unión Europea fechado el 19 de Enero de 2011 en Estrasburgo.

El resto de puntos se refieren a una Resolución del Parlamento Europeo sobre las violaciones de los derechos humanos en la República Democrática del Congo fechada el 15 de Septiembre de 2010.

La puesta en marcha del acuerdo comercial está financiado con 2 millones de euros por la UE, cantidad ridícula en comparación con el presupuesto de las dos principales misiones europeas en la R.D. del Congo, la EUPOL y la EUSEC. Como muestra indicar que el presupuesto de la EUSEC para el 2010-2011 son 12,6 millones de euros.
Ambas misiones destacan entre sus objetivos la lucha contra la violencia de género, la violación de los Derechos Humanos, la violencia sexual y la impunidad de los que cometen estos delitos.

Analizando las fechas de las resoluciones compruebo que a raíz de la violaciones masivas en Agosto de 2010 en la provincia de Kivu, la UE hace una propuesta de resolución de condena por la violación de los derechos humanos en la que incluye entre otros puntos el siguiente:

9. Pide que se ponga fin a las misiones EUPOL y EUSEC en la RDC, pues obviamente han contribuido de manera negativa a la escalada de violencia y al agravamiento de la situación en el país, al entrenar a las fuerzas de seguridad que han cometido crímenes contra su propia población civil;

¡ Mas de 12 millones de euros anuales desde el inicio de la misión en 2005 han contribuido a la escalada de violencia contra la que se pretende luchar!

Y como consecuencia, desde la UE se pide finalizar ambas misiones y que se revise el mandato de la misión de la UN en Congo, la MONUSCO.

Semejante despropósito no impide que unos meses después la UE firme un acuerdo comercial con el país al que:

15. Alienta a que aplique, sin demora y con la ayuda de la MONUSCO, su nueva estrategia contra la violencia de género;

18. Pide que cree una comisión nacional de derechos humanos, tal como está previsto en la Constitución, como paso previo a la adopción de una ley para proteger a las víctimas y testigos de abusos de derechos humanos, a los activistas de derechos humanos, a los cooperantes y a los periodistas;

Palabras taxativas en la firma de un acuerdo comercial contra declaración de intenciones en la violación de derechos humanos.

Los acuerdos comerciales son necesarios, pero no suficientes si no se combinan con pasos firmes en cuestiones de derechos humanos.

Médicos sin fronteras denuncia que desde el inicio del 2011 ha atendido a cerca de 100 víctimas de violencia sexual en la provincia de Kivu.

Ante el sufrimiento de miles de mujeres, hombres, niñas y niños en la R.D. del Congo no valen los matices del lenguaje.

Actúa.

http://www.stoprapenow.org/take-action/



1 comentario:

Mónica dijo...

Pues sí, que el papel de los acuerdos, compromisos, condenas..lo soporta todo. Lo que se olvida por recoger ( casi siempre) es el cómo se van a materializar ese cúmulo de buenas intensiones.
Lo que quiero decir con esto es que se convierte en papel mojado, para que con el paso del tiempo las letras desaparezcan y vuelvan al cajón del olvido.

Publicar un comentario